¿De verdad es México el segundo país más peligroso del mundo? Lo que dicen los datos

Su primera Novela, pedro Páramo (1955), suma la vida de un macho que viaja por Comala, un estado trasgo “sobre las ascuas de la creación, en la mera hocica del infierno”.

En Comala se encontrará con Pedro Páramo, el macho más importante y más temido del estado que, ofendido por la dejación de los linderos ante la muerte de su amada, acaba convirtiendo a sus naturales en aparecidas arbitrio muertas La manual de Rulfo representa los altos niveles de injusticia sufridos en el país tras La revolución Mexicana (1910-1921). Pero a recorrido de ahora, cien años luego de su inicio, los mexicanos vuelven a osar a luchas de mando y a exterminamientos bestiales.

Según una encuesta sobre aprietos armados del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (Iiss) publicada en mayo de 2017, México ha superado a ser el segundo pueblo más temerario del globo con 22.967 bajas por homicidio en 2016. Según este despacho, México, que ahora lleva once años en guerra contra el narco, ha aventajado a ser un condado más inconsiderado que otros estados en eliminación como Afganistán o Yemen. El gendarme de sangres nada más se ha contemplado ganado por las 50.000 parcas del combate de Siria en 2016.

El país donde la vida no vale nada

El informe de Iiss tuvo como ávido leyente al presidente yanqui Donald Trump, quien retuiteó un nexo del blog yanquiDrudge Report a un artículo sobre la grosería en México. Sin embargo, en un comunicado conjunto de la Secretaría de Gobernación y de la Secretaría de Asuntos Exteriores, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto decía que las revelaciones del informe “no tienen sustento” y que estaba asentado en “metodologías inciertas”.

También argumentaba que el informe usaba de manera incorrecta vocablos legales destacados con los enconos armados, afirmando que no todos los asesinatos en México estaban poderosos con la desavenencia contra el narco y que ni los bandos de homicidioorganizado ni la involucración el ejército para retener la ley pueden ser recibidos legalmente como experiencias de un encono producido. El gobierno de Trump ha retractado su comentario sobre el informe del Iiss tras llegar con el gobierno mexicano.

Técnicamente, el gabinete de México lleva inteligencia en sus críticas. Normalmente los criminólogos calculan los índices de criminalidad según el espectáculo de crímenes demandados a los entes de confianza por cada 100.000 cabezas y no como una cifra total como ha causado el Iiss. Con esta metodología, los aspectos de la Onu sitúan la contribución de asesinatos de México en 16,4 atentados por cada 100.000 naturales, una multiplicadora más baja que Brasil (25,2), Venezuela (53,7) y Honduras (90,4). Pero las cifras no dejan de ser desgarradoras: según la dirección de Peña Nieto, en México ha habido [7.727] crimenes entre enero y abril de 2017. Si esta propensión continúa, advierte Alejandro Hope, un avezado en serenidad pública de México, el espectáculo de cabezas asesinadas llegará a las 30.000 para finales de año, la que sería la viejo obligación de crimenes en México desde los años 60. Esta pesadilla de vesania incesante es provocada gol por las logísticas delincuentes como por los agentes del Estado mexicano: muerte territorial por anomia o desorganización.

Un mayo sangriento

El mismo recorrido en el que el gabinete mexicano denunciaba el informe del Iiss, la dependencia de nocionesMexicana diario Cambio publicaba un vídeo del ejército mexicano llevando a mango lo que parecía ser una ejecución extrajudicial. Tras una escaramuza con unos supuestos contrabandistas de combustible en la aldea de Palmarito, Puebla, un soldado disparó a quemarropa a la nuca de un macho herido.

El ejército mexicano lleva siendo acusado de confecciones extrajudiciales durante una división. El vídeo revela, a casta fría, una de las peores violaciones de derechos humanos perpetradas por el ejército durante una querella contra el narco que ahora dura más de 10 años. Solamente unas horas más tarde, en el estado nórdico De tamaulipas, un grupo de machos armados mataron a la propagandista de los derechos Humanos miriam Elizabeth Rodríguez Martínez.

Rodríguez se había acortado en la dirigentedel alboroto de las parientes en pesquisa de sus entes bienquistos tras haber hallado los restos de Karen, su hija de 14 años herida en 2012, en una lápida disimulada en la capital de San Fernando en 2014.

Pe A NietoPeña Nieto ha reñido con numeros los informes internacionales que colocan a México como uno de los países más enfurecidos del espacio. (Presidencia de la República) En México, 13 habitantes “desaparecen” cada vencimiento, según una investigación llevada a mango por la periódica de mano semanal Proceso y por el Centro de Investigación y Docencia Económica (Cide).
Cinco plazos a posteriori del atentado de Rodríguez, Javier Valdéz, un galardonado periodista mexicano memorable por cubrir los epígrafes de la ponzoña, fue asesinado en Culiacán, la capital del estado de Sinaloa al occidentedel paraje y antigua casa del reptil narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán. A Valdéz lo sacaron de su furgón múltiplesvarones armados y le pegaron un lanzamiento en la torrada en plena vía a centrocampista viaje. Se negociación del sexto periodista matado en México en 2017, haciendo de México el tercer pueblo más letal para reporteros, por a espaldas de Siria y Afganistán

El silencio culpable

El dirigente de México respondió a los acontecimientos radicales del mes de mayo reuniendo a su gobierno y a los administradores del país y prometiendo más expedientes para proteger a los periodistas y a los defensores de los derechos magnánimos bajo presiones. También aumentó el presupuesto para la mesa del fiscal especializada en escudriñar los crímenes contra estos grupos y pidió una mejor coordinación entre las regidoras federales y las ministeriales.

Tras cascar estas armoniosas, Peña Nieto guardó un minuto de silencio por los periodistas asesinados. En un comportamiento emblemático y emocional, se escucharon quejidos de “¡justicia!” por parte de los reporteros que cubrían el episodio: una apariencia de mostrar al dominio mexicano de su sigilo culpable ante tantos crimenes.

Ciudad Juarez

Ciudad Juárez es una de las villas más violentas de México. (Chuck Moravec/flickr) El estado, repleto e impotente al mismo periodo, tiene pocas respuestas para el pueblo mexicano, en parte porque simplemente está en ámbito de una desavenencia que no le pertenece, pues efectivamente está en zarpas de Estados Unidos.

El 18 de mayo, El Secretario de Estado Rex Tillerson reconoció el papel que juegan los consumidores de narcóticas estadounidenses en la explosiones de la falta de medida en México, diciéndoles a los reporteros que los yanquis “necesitaban combatir” al hecho de que los Estados Unidos habían provocado la tenaz acritud relacionada con las estupefacientes en México. “Si no afuera por nosotros”, dijo Tillerson “México no tendría estos reparos de homicidio organizado y la arbitrariedad que están sufriendo. Realmente tenemos que reconocerlo”.

Voces de esperanza

Pero entre tanto derrame de matanza hay seguridad. El 28 de mayo, cientos de representantes de los pueblos indígenas se reunieron en el Congreso Nacional Indígena para designar a María de Mesías Patricio Martínez como su candidata independiente para las próximas disyuntivas presidenciales de México en 2018.

Patricio Martínez es una natural nahua y una médica ancestral. “Nuestra ayuda en la política,” afirmaba, “no pesquisa los juicios, [sino que] persigue la vida”. Ante representantes de los estados Mayas, Yaquis, Zoques y de otros pueblos naturales, Patricio Martínez pedía superación, resistora y regeneración. Ha entrado el periquete para cuidarse para “recobrar nuestro estadogol años vapuleado”, afirmaba. Al textual que en Comala, la supervivencia es el máximo desafío político de México. Sin embargo y por yeta, el gobierno de Peña Nieto no se atreve a admitir este desafío.